Confederación Hidrográfica del Ebro

Confederación Hidrográfica del Ebro.

Regino y José Borobio Ojeda. 1933-1946.

Paseo Sagasta, 24-26. 50071 Zaragoza.
 
0_c_1
 

La sede principal de la Confederación Hidrográfica del Ebro se levanta en una de las arterias principales del ensanche de la ciudad de Zaragoza, el Paseo de Sagasta. Edificio exento, limitado por tres viales perpendiculares y un cuarto privado, su planta en peine organiza un total de seis alturas distribuidas en semisótano, cuatro plantas de piso y un ático retranqueado.

0_c_2

La planta y el carácter aislado del inmueble garantizan la perfecta iluminación y ventilación de todos los despachos, descartando la inclusión de patios interiores y volcando todas las estancias al exterior. La distribución presenta un carácter marcadamente racional, y la simetría del alzado principal se traslada directamente a la organización del espacio interior, puesto que de un vestíbulo centralizado que incluye el núcleo de comunicación vertical principal (escalera y dos ascensores), parten en todas las plantas sendas alas que se quiebran en las esquinas y que, mediante sus respectivos pasillos centrales rematados por las correspondientes escaleras de servicio, van distribuyendo de forma seriada a ambos lados los despachos.

0_c_5

Es de destacar en este punto la flexibilidad de la estructura, en principio metálica y finalmente realizada en hormigón debido a la carestía de acero durante la época. El carácter modular del edificio permitiría la eventual modificación de la tabiquería en función de las necesidades de espacio y distribución sin que ello supusiera perjuicio para la imagen exterior del inmueble.

0_c_4

Las fachadas principal y laterales se organizan de forma totalmente seriada y presentan un marcado carácter funcional, desornamentado, tan solo animado por las líneas de sombra que arrojan los inevitables vierteaguas y por los relieves escultóricos que remarcan el acceso. En estos alzados se conjugan la tradición del ladrillo aragonés y la modernidad del funcionalismo y el rechazo de detalles accesorios. Es la propia retícula generada por el estricto orden de los huecos la que dota de carácter, ritmo y presencia a la construcción, afirmándola y dándole un carácter protagonista en su enclave urbano.

0_c_3

El edificio es fruto del concurso de anteproyectos organizado en 1933 por el Ministerio de Obras Públicas y que sería ganado por los hermanos arquitectos José (1907-t.1931-1984) y Regino Borobio Ojeda (1895-1976). Titulado en 1920 por la Escuela de Arquitectura de Madrid, Regino Borobio será uno de los más reconocidos arquitectos aragoneses de la época y también de los más prolíficos. Su manera de proyectar, aunque en principio lo llevara a posturas cercanas al GATEPAC, no dejará de mirar a la tradición local, en la que encontrará criterios de sobra válidos para aplicar a los requerimientos funcionalistas que exigía para sus obras, tanto en materiales como en volúmenes y diseño.

Fuentes consultadas:
Arquitectura Española. Siglo XX. Urrutia, A. Manuales de Arte Cátedra. Madrid, 1997
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s