Edificio Representantes

Cooperativa de Viajantes y Representantes de Comercio.

Miguel López González. t. 1967.

Capitán Amador 9, Pintor Velázquez 59 y Alcalde Alfonso de Rojas 6-8. 03004 Alicante.
 
0_alc_1

Durante la década de los sesenta del pasado siglo XX se produce el despegue económico y demográfico de la provincia de Alicante, fundamentalmente impulsado por una pequeña y mediana industria de consumo y de forma especial por el auge del sector terciario. En la capital provincial se asiste a un significativo aumento poblacional y a las reformas urbanísticas (algunas de gran calado) que dicho crecimiento llevará aparejado. Una de estas operaciones consiste en el derribo de la cerámica de Francisco Ramón Borja frente a la Plaza de España, lo que permite la apertura de la Avenida Alfonso de Rojas, la delineación de una nueva plaza y la prolongación de las calles Capitán Amador, Pintor Velázquez y Poeta Carmelo Calvo. En el enorme solar resultante, de casi 1400 m2 de superficie, se levantará el Edificio para la Cooperativa de Viajantes y Representantes de Comercio “Virgen de la Esperanza”, conocido popularmente como “Edificio Representantes”.

0_alc_2

El edificio organiza, sobre rasante, una pastilla de tres plantas destinada a usos terciarios, ocupando la totalidad de la superficie de la parcela y que sirve de base a los veintitrés niveles en los que se distribuyen las viviendas, en un total de 184 unidades, repartidas en cuatro núcleos de escalera a razón de 46 por cada uno de ellos, dos viviendas por planta. Las dimensiones varían desde los pisos más grandes (159 m2, viviendas izquierdas recayentes a Capitán Amador, 9) hasta las unidades estándar de 120 m2 (viviendas derechas de Pintor Velázquez, 59 y todas las de los portales de Alfonso de Rojas 6 y 8). La superficie total construida asciende a 28.170 m2. El bloque residencial, coronado por una azotea con característica pérgola metálica, se adapta a las necesidades de las viviendas y se separa de las alineaciones, dejando espacios libres hacia la calle Capitán Amador para permitir la correcta iluminación y ventilación de las piezas de servicio.

0_alc_3

Hay que hacer constar que la construcción de este edificio supuso una ilegalidad manifiesta, al obtener licencia a pesar de sobrepasar en quince alturas la norma dictada por el Plan General de Ordenación de 1956. No fue el único caso que se dio en Alicante, a pesar de que el único que tuvo sentencia firme de derribo, dictada por el Tribunal Supremo en 1967 e instada a su cumplimiento por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia un año después fue el Edificio Alonso (Hotel Gran Sol). Al estar muchos de estos edificios ya terminados y habitados, se dictó una normativa municipal tendente a recoger estos casos particulares bajo la figura de “Edificios Singulares”, lo que permitió catalogarlos como “de interés público” y librarlos así de la piqueta. Ni qué decir tiene que hoy siguen en pie tal como fueron concebidos.

0_alc_5

El edificio, tanto en planta como en fachada sigue un esquema sencillo. Si bien en planta los núcleos de escalera organizan dos viviendas por nivel, separando las zonas de estar y servicio al exterior e interior/traseras respetivamente, en alzados asistimos a un desarrollo marcadamente horizontal para contrarrestar la verticalidad que las veintitrés plantas adjudican al volumen. Se trata de una característica secuencia “lleno-vacío”, en la que los antepechos están forrados de prefabricados de hormigón actualmente pintados en blanco y las terrazas simulan recorrer toda la fachada. Hoy en día la concepción primigenia se halla un tanto desvirtuada al haberse permitido cerramientos a título particular. El quebrado alzado trasero recoge los bordes de las terrazas en sus dos extremos y el carácter macizo del cerramiento de las estancias de descanso y servicio se atenúa mediante bandas verticales de celosía que ocultan los patios de luces de la visión directa desde la vía pública.

0_alc_4

En definitiva, nos encontramos ante un inmueble característico de una época en la que se buscaba la máxima rentabilidad de los proyectos sin tener en cuenta los problemas que podría causar en el tejido urbano y social de una ciudad concebida sin duda a una escala más reducida pero que desde su posición y altura domina el perfil de Alicante, siendo una de las últimas obras de su arquitecto Miguel López González (1907-t.1931-1976).

 
Fuentes consultadas:
Dirección General del Catastro.
http://www.alicantevivo.org
http://www.alacantideprofit.blogspot.com.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s