Edificio de Viviendas y comerciales.

Edificio para viviendas y locales.

Carlo Baratto Besatti y Manuel Muñoz Casayús, 1934-40.

Gran Vía 7-9. 50006. Zaragoza.
0_zgz_1

Fachada principal del edificio Gran Vía 7-9.

A mediados de los años 20 del pasado siglo se proyectan en Zaragoza una serie de reformas que cambiarían la fisonomía de su borde sur, iniciándose las explanaciones de la Gran Vía en 1924 y culminando con la cubrición del río Huerva seis años después. Al tiempo, se crean los ensanches de Miralbueno y Miraflores, ya comenzados los treinta, cuyas parcelas irían destinadas a la edificación residencial en altura.

El edificio que nos ocupa responde a este esquema y se plantea con un lenguaje sencillo y estrictamente funcional. Su mayor singularidad radica en hacer todas las estancias exteriores aumentando considerablemente la superficie de las fachadas acudiendo al recurso de proyectar patios abiertos a la vía pública. De esta forma es cómo, por encima de un podio de dos alturas pensado para usos terciarios, emerge el bloque de viviendas, de ocho alturas y estructurado en ocho ejes, que alternativamente se alinean y retranquean con respecto a las alineaciones de la parcela.

El diseño del conjunto residencial subraya la horizontalidad mediante el empleo de esgrafiados y rehundidos en el revoco oscuro de los alzados, característica que contribuye a enfatizar la utilización de recercados en color blanco unificando varias ventanas y provocando un contraste notorio con el plano de fachada. La torre dispuesta en el chaflán crea un contrapunto al estar enfoscada en rojo y agrupar los huecos en los extremos, delimitadas por sendas líneas verticales que ascienden hasta la cubierta y que priman el sentido ascensional.

En el interior, se disponen seis viviendas por nivel a las que dan servicio dos núcleos de comunicación vertical que se disponen al fondo de la parcela, al igual que las estancias de servicio, baño y cocina. Son unidades de generosas dimensiones cuyas piezas se disponen longitudinalmente y creando por tanto recorridos quizá excesivamente largos.

Aunque proyectado por el arquitecto italiano Carlo Baratto, el edificio sufrió un considerable retraso motivado por la Guerra Civil y la carestía en los suministros de material y la escasez de mano de obra. La dirección de las obras corrió a cargo del arquitecto Manuel Muñoz Casayús, autor también de otras obras repartidas por Zaragoza, Madrid y Albacete, ciudad esta última donde trabajaría en colaboración con Julio Carrilero Prat.

Fuentes consultadas:
“La vivienda moderna. Registro DOCOMOMO Ibérico. 1925-1965”. AA.VV. 2009.
http://www.unizar.es/artigrama/pdf/21/3varia/13.pdf
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s