Edificio La Adriática.

Edificio para locales comerciales, oficinas y viviendas.

Joaquín Muro Antón y Trinidad Silesio González (proyecto), 1948.

Regino Borobio Ojeda (dirección de obra), 1949-1953.

Coso 34 c/v Plaza de San Roque y Palomeque. 50004. Zaragoza.
0_zgz_3
 

En 1948 se proyecta desde Madrid el edificio destinado a albergar las oficinas de la compañía italiana de seguros “La Adriática” en la capital aragonesa. El inmueble se situará en una zona céntrica que esos años comenzaba a cambiar, y que en las crónicas y artículos periodísticos de la época se describía como el epicentro de una nueva imagen de la ciudad que ahora luchaba por sacudirse su aspecto tradicional y convertirse en una urbe cosmopolita.

Es así como se levanta el que se considera “primer rascacielos” de Zaragoza, no ya por su altura, que supera ligeramente los cuarenta metros, sino por su acusada esbeltez. Ocupa por completo un solar relativamente pequeño, donde estuvo situado el palacio de los Condes de Fuentes, y presenta un desarrollo marcadamente ascensional, solamente interrumpido en las bandas horizontales que separan los tres cuerpos principales en los que podemos dividir el alzado.

El inmueble incorpora un programa moderno en cuanto a usos: de esta forma, en el entresuelo, de dos plantas unificadas en alzado, se sitúan los locales comerciales; la planta segunda se destina a albergar las estancias representativas de la firma, circunstancia que se deja ver en fachada al tratarse del nivel más ornamentado y con un tratamiento más solemne. Las cinco plantas siguientes están ocupadas por oficinas de alquiler. Todas iguales, el alzado principal (versante a la plaza de San Roque) se divide en tres calles verticales de las cuales la central aloja un cuerpo de miradores que avanzan respecto al plano de fachada y se separan de las calles secundarias mediante pilastras corintias de orden gigante de acusado manierismo en sus proporciones. La verticalidad se ve interrumpida por la primera planta de viviendas, que supone una cesura en el desarrollo del alzado con sus vanos horizontales y su amplia cornisa moldurada que sirve de base al cuerpo superior de remate del edificio (y sobre el que descansa el león de San Marcos, emblema de La Adriática), destinado también a usos domésticos. La volumetría varía al redondearse significativamente las esquinas, produciéndose de esta manera una continuidad manifiesta con las fachadas de las calles laterales. Todo el conjunto se remata con una balaustrada, sólo interrumpida por una torrecilla que sobresale en altura y sirve para enfatizar más si cabe el eje de simetría vertical del edificio.

Los alzados se revisten de piedra en las dos primeras plantas del basamento, combinándose ésta con los estucos (que serán los protagonistas del resto de los alzados) en la planta segunda, donde observamos mayor profusión decorativa lograda a base de frontones, balaustradas, ménsulas y cornisas no exenta de cierto regusto decó en la simplificación de los recursos decorativos, circunstancia que se repite en la coronación del edificio.

Está declarado Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés por Orden del 24 de marzo del 2009, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte.

Fuentes consultadas:
Catálogo de Bienes Culturales del Gobierno de Aragón. http://www.patrimonioculturaldearagon.es.
SIPCA. Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés. http://www.sipca.es.
PGOU de Zaragoza. Ficha catalográfica. Edificio Coso nº 34. 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s