Edificio Roma.

Edificio para viviendas y oficinas.

Gabriel Penalva Asensi, 1941-42.

Rafael Altamira 1 c/v Rambla Méndez Núñez. 03002. Alicante.
1982341_859009454116571_434246731_n (1)

Edificio Roma. Se puede observar cómo el escalonamiento de volúmenes en la esquina dota de un fuerte sentido ascensional al inmueble.

A principios de la década de 1940, se dieron las condiciones necesarias para el derribo de las manzanas de casas que separaban el Portal d’Elx del frente marítimo, conectando La Rambla, arteria principal de la ciudad y hasta ese momento con función de “Paseo-Salón”, con el Puerto.

El edificio Roma se levantará en la confluencia de la propia Rambla con la calle Rafael Altamira, que conecta el mencionado Portal d’Elx con el Ayuntamiento, con lo que el inmueble adquiere un destacado papel protagonista en la trama urbana. De esta forma, nos encontramos ante un inmueble de desarrollo vertical, sensiblemente simétrico en planta y fachadas con respecto a la bisectriz, plegándose todos los volúmenes a la esquina, resuelta con un cubillo sobre el que recae todo el protagonismo del proyecto.

10004035_859009537449896_22724174_n (1)

La transición entre la Rambla y la calle Rafael Altamira, más estrecha y que se encuentra de forma perpendicular con ella, se resuelve mediante cubillos en lugar de chaflanes. A la derecha, el edificio Marimón, obra de Vidal y Ruiz Olmos (ca. 1940)

A pesar del lenguaje expresionista y racional del edificio, la composición se estructura respondiendo al escalonamiento tripartito de volúmenes: planta baja y entresuelo de usos terciarios, seis plantas de piso con dos viviendas por nivel (en proyecto eran siete) y remate del conjunto con una planta ático que se retranquea hasta alcanzar los planos de los pisos bajos. El conjunto se corona en esquina mediante un torreón incorporado a la vivienda del conserje, adosada a la medianera vecina de la calle Altamira.

1794799_859009460783237_1083484155_n (1)

Contrapicado del cubillo. Los balcones se curvan de forma que el plano de fachada de planta baja continúa y asciende hasta la visera que separa el ático del resto del alzado.

En planta, las viviendas responden todavía a los gustos tradicionales de la burguesía local. No existe la separación entre zonas de día y de noche, pero sí se pone especial atención a la ventilación cruzada y correcta iluminación de las piezas. Un patio central de planta cuadrada al que se adosa el núcleo vertical de comunicación organiza las distribuciones.

1911743_859009464116570_967653607_n (2)

Edificio Roma. Esquina y fachadas laterales.

En definitiva nos encontramos ante un edificio correcto, que asume sin titubeos su papel protagonista en un entorno destacado y que todavía emplea un lenguaje racionalista o maquinista en sus alzados y en sus elementos funcionales: barandillas, persianas o marquesinas compuestas de delgadas losas de hormigón armado, a pesar de las corrientes neoimperialistas y casticistas que el nuevo régimen político pretendía imponer desde la Dirección General de Arquitectura.

Fuentes consultadas:
“Guía de Arquitectura de la Provincia de Alicante”. Jaén i Urban, G (director). 1999.
“La vivienda moderna. Registro DOCOMOMO Ibérico. 1925-1965”. AA.VV. 2009.
“Registro de Arquitectura del S XX. Comunidad Valenciana”. Tomo I. AA.VV. 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s