Banco Vitalicio.

Edificio de Viviendas para el Banco Vitalicio.

Antonio Escario Martínez, José Antonio Vidal Beneyto y José Luis Vives Ferrero. 1965-69.

Plaza de la Fuensanta, 2. 30008 Murcia.
 
Imagen

El edificio de viviendas para el Banco Vitalicio se sitúa sobre antiguos terrenos de huerta que, a partir de la fractura urbana del viejo casco medieval que supone la apertura de la Gran Vía en los años 50 del siglo XX y del consecuente ensanche generado al norte del mismo, se terminan colmatando ya en la década del los setenta. El inmueble tratado se configura así como fondo de perspectiva de la que será, a partir de estos momentos, la principal arteria urbana de la ciudad de Murcia.

Con su cuerpo bajo de tres plantas, once plantas de piso y dos áticos, más un último cuerpo para los servicios, integra un programa de usos mixtos comercial-oficinas-residencial, con viviendas éstas últimas de alto standing y gran superficie, con separación de zonas de día, noche y servicio; las clases acomodadas murcianas buscan así adaptarse a los nuevos estándares de calidad y habitabilidad, al tiempo que el inmueble, con su privilegiada situación y calidades constructivas, se erige en un importante instrumento de reafirmación social.

Imagen

Ángulo a Avenida de la Libertad.

El edificio cuenta con un importante desarrollo de fachada, desplegada en cuerpos volados, independientes de la línea que marca el planeamiento, de forma que se consigue ganar superficie y buscar las mejores orientaciones para garantizar una correcta iluminación a las viviendas. A pesar de estar presente la división clásica del bloque en basamento, desarrollo y remate, éste se organiza en una superposición de estratos horizontales lleno-vacío, bandas continuas que alternan los antepechos de las terrazas y los huecos de los balcones y ventanas.

El inmueble está imbuido de una estética brutalista que sus autores habían comenzado a explorar al finalizar su preparación académica y que desarrollarán en obras posteriores. El hormigón armado visto, de cuidada ejecución, se combina con carpinterías de madera, en bandas horizontales, de tonos oscuros, en una acertada combinación que Escario empleará años más tarde en el Museo Provincial de Albacete.

Imagen

Esquina Plaza de la Fuensanta – Avenida Constitución.

La torre para el Banco Vitalicio en Murcia será una de las primeras obras que Escario, Vidal y Vives realicen en colaboración. A ella le seguirán otros edificios repartidos fundamentalmente en la ciudad de Valencia, donde son los autores de buena parte de los inmuebles de vivienda burguesa que pueblan el ensanche de la ciudad del Turia entre 1970 y 1990. La obra ha obtenido diversos reconocimientos, entre los que destacan la obtención del premio a la Calidad en la Edificación de la Región de Murcia y la incursión de la misma en el registro Docomomo Ibérico.

Fuentes consultadas:
“Cincuenta años de Arquitectura en Murcia”. José María Hervás Avilés. COAM. Murcia, 1982.
“La Vivienda Moderna. Registro Docomomo Ibérico, 1925-1965″. AA.VV. Fundación Caja Arquitectos / DOCOMOMO Ibérico. Barcelona, 2009.

Anuncios

Un comentario en “Banco Vitalicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s