Pabellón de Chile. Sevilla.

Pabellón de Chile. Sevilla.

Pabellón de Chile.

Juan Martínez Gutiérrez, 1927-1929.

Avenida de Chile, 1. 43013. Sevilla.

Localizado entre las avenidas de Chile, Perú y Uruguay, y la calle de La Rábida, se dispone el Pabellón que el Gobierno de Chile construyó para mostrar los mejores activos de su sociedad en la Exposición Iberoamericana de 1929. Ocupa una de las parcelas situadas entre el Parque de María Luisa y el río Guadalquivir, en una operación diseñada bajo el criterio del célebre arquitecto regionalista Aníbal González (aunque sucesivamente modificada hasta adoptar una ordenación compuesta de edificios monumentales aislados entre zonas ajardinadas y viales de circulación) y que constituirá la más importe actuación urbanística en la capital andaluza hasta la celebración de la Exposición Universal en 1992.

El inmueble ocupa una manzana de planta trapezoidal y 5.700 m2. Su superficie construida, desarrollada en tres plantas de altura, es de casi 2.700 m2. Es uno de los pocos pabellones de la Exposición que no se construirá siguiendo el estilo regionalista o folklorista que monopolizaba los diseños de los edificios en la Sevilla de la época, y para ello Juan Martínez (Bilbao, 1901 – Santiago de Chile, 1976) se sirve de la concatenación de volúmenes en ascenso que culminan en una torre de planta cuadrada de 50 metros de altura rematada con una cúpula perforada por linterna. La fachada es un claro ejemplo de estética decó en el tratamiento de sus detalles: dibujos de la forja, huecos apilastrados, molduras, bandas horizontales, óculos, frontones anticlásicos… Una estridente combinación de colores que van del blanco al rosa, pasando por el azul intenso de la carpintería o el rojo de los zócalos, protagoniza unos alzados en los que no es posible encontrar ninguna línea de simetría ni orden compositivo alguno. Paños ciegos y sucesiones de arquerías se mezclan sin sentido aparente más que el de la pura adición.

Frente a sus vecinos, mayoritariamente levantados en ladrillo o profusamente decorados, el Pabellón de Chile se construye en hormigón armado. Sólo incorpora materiales nobles en ciertas salas representativas de su interior, que se revisten de mosaicos de artistas chilenos y de temática costumbrista y se cubren por artesonados de madera. Las estancias del edificio, con el acceso principal desplazado de la crujía central, se organizan en torno a dos patios de planta rectangular rodeados de galerías porticadas construidas con piedra natural de tonos rojizos, material en el que también se levanta la portada de ingreso al pabellón, diseñada en estilo precolombino.

El edificio atravesó numerosas vicisitudes en su construcción, que supusieron el abandono de la primera empresa constructora y el cese de Juan Martínez, proyectista y director de las obras, que tuvo que ser más tarde reemplazado por Casto Fernández-Shaw. Finalmente pudo ser inaugurado a mediados de 1929, y hoy ocupan sus salas la Escuela de Arte y el Consulado de Chile en Sevilla.

Fuentes consultadas:
“Base de Datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía”. http://www.iaph.es.
http://www.sevillasigloxx.com
Anuncios

2 comentarios en “Pabellón de Chile. Sevilla.

  1. Si me permites la observación, el óculo del torreón puede ser un trasunto de los óculos medievales, reafirmado por panel en blanco, aunque más geometrizado por su lenguaje decó. Debe ser un edificio fascinante, más si cabe, en su interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s