Edificio Legorburo.

Edificio Legorburo.

Edificio Legorburo.

Baldomero Pérez Villena y José Luis García Pellicer, 1932-1935.

Mayor, 43 c/v Tesifonte Gallego, 02002 Albacete.

El inmueble se sitúa formando esquina entre dos de los viales principales del centro de la capital manchega: la popularmente llamada calle Ancha, que une el Altozano con el Parque, y la comercial calle Mayor, que conduce hasta Villacerrada, y se enmarca en un contexto económico favorable que había comenzado a finales del siglo anterior con un cierto desarrollo industrial de base agraria y la expansión de la burguesía comercial de la ciudad, circunstancia que había hecho posible la renovación edilicia del centro urbano en estilos que van desde un eclecticismo tocado de detalles modernistas hasta el racionalismo expresionista que podemos apreciar en este edificio de la familia Legorburo.

El edificio organiza tres plantas y sótano para uso comercial, que actúan de podio para las cinco alturas destinadas a dos amplias viviendas por nivel. Se remata con un torreón de tres plantas que refuerza el papel de la esquina como eje vertical del edificio. Este ángulo, como era habitual en la época, y más teniendo en cuenta la influencia que el recientemente construido Edificio Carrión de Madrid ejercerá sobre los proyectos de su tiempo, se curva y une las dos fachadas, prácticamente simétricas respecto a dicho eje. Estos alzados, recorridos por impostas horizontales que suavizan la acusada verticalidad del edificio, se cubren además de detalles decó en el diseño de las barandillas y los relieves geométricos dispuestos entre las ventanas.

En planta, una escalera de tiro semicircular situada en el centro organiza el espacio. Las estancias principales, volcadas a fachada, relegan las instalaciones de servicio a las medianeras, donde también se sitúa un núcleo vertical de comunicación secundario.

El edificio Legorburo fue fruto de un concurso de ideas convocado por el Colegio de Arquitectos de Valencia en 1932 a petición de sus promotores. Aunque su construcción dio comienzo en 1935 no se retomaría hasta 1946, finalizándose con una mayor economía de medios a la proyectada. Aún así, el que fuera el edificio más alto del Albacete de posguerra, es uno de los pocos inmuebles racionalistas de interés de la región y está incluido en el registro Docomomo Ibérico.

Fuente consultada: “La Vivienda Moderna. Registro Docomomo Ibérico, 1925-1965”. AA.VV. Fundación Caja Arquitectos / DOCOMOMO Ibérico. Barcelona, 2009.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s